#NOSOMOSIGUALES

#heterogeneidadbiologica

Es de todos bien sabido que no somos iguales, en esta infografía podrás comprobar cómo un mismo alimento afecta de manera diferente a la elevación de la glucosa sanguínea (Zee et al. Cell. 2015) de cada persona, y cómo los cambios en la fuerza y el tamaño muscular después de un entrenamiento con las mismas características son diferentes, existiendo una importante heterogeneidad biológica. Por todo ello, nosotros creemos que la individualización en las recomendaciones en alimentación y en las características del entrenamiento son esenciales para conseguir tu resultado buscado, tu #resultadoatp.

#piramidesaludable

Sigue nuestra pirámide saludable y notarás tu #resultadoatp. En nuestra pirámide se resumen nuestras recomendaciones de ejercicio y alimentación para mantenerte sano y con una composición corporal adecuada. En la base de la pirámide encontrarás las estrategias a llevar a cabo con más frecuencia (respecto al ejercicio) o cantidad (respecto a la alimentación) y en la cima de la pirámide aquellas recomendaciones más puntuales pero no por ello menos importantes.

Pregunta a tu entrenador/a y a tu coach nutricional. Llevar un estilo de vida saludable está en tu mano.

#STRONGGIRLS

Existe una prevalencia mayor de especialización temprana en chicas que en chicos (Post et al. American Journal of Sport Medicine. 2015). Se ha demostrado que la especialización temprana provoca un mayor riesgo de lesión (Myer et al. Sports Health. 2015). Entre los test que se utilizan para predecir el riesgo de lesión del ligamento cruzado anterior (LCA) se encuentra el Y-Balance test (Ambegaokar et al. Int Sports Phys Ther. 2014), y se ha observado que las chicas obtienen peor puntuación en el Y-Balance test que los chicos (Alnahdi et al. J Phys Ther Sci. 2015). Como el rendimiento en este test parece depender de la acción de los músculos de la cadera (Stearns & Powers. Am J Sports Med. 2014) sería recomendable trabajar movimientos que focalicen la activación de estos músculos para prevenir lesiones de ACL en chicas jóvenes que practiquen deporte. En este sentido, Stearns & Powers (2014) encontraron que un grupo de mujeres que participaron en un entrenamiento en el que imperaba la utilización de ejercicios con predominancia de cadera cambiaban la mecánica de acción de sus miembros inferiores de manera tal que se disminuía el riesgo de lesión de ACL durante la realización de una tarea de…

#STRONGKIDS

El trabajo de fuerza es un factor importante en la prevención de diferentes patologías derivadas de la falta de movimiento como la dinapenia, la sarcopenia, la fragilidad, el sedentarismo, y un largo etcétera. A la hora de entrenar fuerza en los niñ@s y adolescentes hay que tener en cuenta el estado de maduración de estos par aprovehcra las “fases sensibles” del desarrollo de cada una de los sistemas biológicos. Diversos estudios han utilizado la edad cronológica como un criterio para establecer los puntos de corte de las diferentes fases del entrenamiento pediátrico. Sin embargo, se sabe que este no es un criterio válido para determinar el estado maduración. En su lugar, recientemente, se viene utilizado la velocidad pico de crecimiento (VPC) como parámetro indicador del estado de maduración. Teniendo en cuenta esta VPC podríamos estructurar sistemáticamente el entrenamiento de la fuerza en edades tempranas y trabajar los diferentes objetivos que ayudarán al desarrollo motor y condicional en niñ@s y adolescentes. En la fase pre-VPC, buscaremos en primer lugar crear el hábito de hacer ejercicio o estar activo (0-5 años). A continuación se iniciaría un proceso más estructurado de entrenamiento de la fuerza en donde se busca trabajar los aspectos fundamentales…

¿Conoces los múltiples beneficios de consumir grasas saludables?

Por Edu Carballeira Pues si, los ácidos grasos, como el omega 3, son imprescindibles para la formación de las membranas de nuestras células y precursores de moléculas mediadoras en los procesos inflamatorios (i.e. prostaglandinas), destacan por su acción vasodilatadora y su efecto sobre la disminución de la presión arterial y la trombosis. Se ha señalado que previenen la aparición de enfermedades cardiovasculares, arritmias y muerte súbita. En los últimos 35 años se han publicado más de 20.000 estudios científicos que muestran los beneficios del consumo de ácidos Omega 3 en todos los grupos de edad y en la prevención de enfermedades crónicas (Fig.1): Figura 1. Evolución de las publicaciones sobre Omega-3 desde 1981 a 2015. National Center for Biotechnology Information, U.S. National Library of Medicine (PubMed). Se ha demostrado que su consumo producen mejoras circulatorias que favorecen el transporte de nutrientes a los músculos esqueléticos, y cambios en la expresión de genes, produciendo que se incremente la oxidación de grasas en reposo, el incremento de gasto energético en ejercicio y la reducción en la acumulación de grasas. Además, suprimen las vías catabólicas y activan las vías anabólicas resultando en un incremento de la masa muscular, un aumento del metabolismo basal…