sueño engordar peso adelagazar entrenador personal nutricion

Somos como dormimos

¿Sabes que dormir mal te hace ganar peso?

Uno de los muchos factores que favorecen la ganancia de peso (sobrepeso u obesidad), es la calidad del sueño.

Mantener los ritmos circadianos, nos proporciona estabilidad en los procesos fisiológicos, sobretodo en la regulación del ambiente hormonal.

Esto es importante, porque mientras se afecten los ritmos naturales, nuestro organismo actuará en consecuencia, como respuesta a un estímulo estresante.

Estudios recientes revelan que:

  • Dormir poco
  • Con mala Calidad
  • Y apneas u otros trastornos del sueño

Favorecen la alimentación compulsiva, se asocian con mayor adiposidad central, provocan la alimentación emocional y además puede contribuir a problemas cognitivos y de comportamiento.

A largo plazo, mantiene el cortisol (hormona del estrés) elevado por más tiempo, lo que facilita el almacenamiento de energía en forma de grasa.

Además puede interferir en el metabolismo de la glucosa, provocando resistencia a insulina.

¿Qué podemos hacer?

  1. Respetar nuestras horas de descanso.
  2. Limitar el uso de pantallas y ordenadores al menos una hora antes de dormir.
  3. Favorecer cenas ligeras.
  4. Tener al menos una hora entre la cena y la hora de acostarse.

Estrés y Alteración Hormonal: 6 Claves para gestionarlo

El aumento del estrés o el sufrir de estrés crónico, provoca una alteración hormonal de gran magnitud. Al aumentar la sensación de estrés, se activa el Eje HPA o HHP [Eje Hipotalámico – Hipofisario (Pituitaria) – Adrenal]. Este eje controla además la digestión, el sistema inmune, la respuesta emocional, la conducta sexual y el metabolismo energético. La parte activa de la glándula adrenal (encontrada sobre los riñones), provoca un aumento continuado del Cortisol, mejor conocida como la hormona del estrés. Esta hormona: Altera los niveles de apetito y saciedad. Aumenta la preferencia por alimentos altos en azúcares simples. Aumenta la susceptibilidad de los problemas metabólicos ya presentes, aumentando el sobrepeso abdominal. Aumenta la resistencia a la insulina, provocando que la glucosa permanezca alta en sangre por más tiempo, facilitando su conversión a grasas más fáciles de acumular. Inhibe el uso de glucosa por el Sistema Nervioso Central. Aumenta la retención de Sodio y Agua.   Esta alteración del Eje HPA también provoca una disminución drástica de los niveles de Vitamina C sanguíneos y en glóbulos blancos.   ¿Qué podemos hacer? En primer lugar intentar controlar la fuente de estrés o utilizar herramientas que ayuden a gestionarlo. Descansar de forma adecuada…