Estrés y Alteración Hormonal: 6 Claves para gestionarlo

El aumento del estrés o el sufrir de estrés crónico, provoca una alteración hormonal de gran magnitud. Al aumentar la sensación de estrés, se activa el Eje HPA o HHP [Eje Hipotalámico – Hipofisario (Pituitaria) – Adrenal]. Este eje controla además la digestión, el sistema inmune, la respuesta emocional, la conducta sexual y el metabolismo energético. La parte activa de la glándula adrenal (encontrada sobre los riñones), provoca un aumento continuado del Cortisol, mejor conocida como la hormona del estrés. Esta hormona: Altera los niveles de apetito y saciedad. Aumenta la preferencia por alimentos altos en azúcares simples. Aumenta la susceptibilidad de los problemas metabólicos ya presentes, aumentando el sobrepeso abdominal. Aumenta la resistencia a la insulina, provocando que la glucosa permanezca alta en sangre por más tiempo, facilitando su conversión a grasas más fáciles de acumular. Inhibe el uso de glucosa por el Sistema Nervioso Central. Aumenta la retención de Sodio y Agua.   Esta alteración del Eje HPA también provoca una disminución drástica de los niveles de Vitamina C sanguíneos y en glóbulos blancos.   ¿Qué podemos hacer? En primer lugar intentar controlar la fuente de estrés o utilizar herramientas que ayuden a gestionarlo. Descansar de forma adecuada…